domingo, 24 de enero de 2016

Márcharas 2017

Pasó San Antón por Villamediana, día de  márcharas, y Viernes Sí acudió puntual a su ya tradicional cita con el fuego. Como siempre, hicimos lumbre frente a la antigua tienda de la Laurita, auténtico lugar de referencia. Viandas variadas, vinos claros y tintos, chocolate con bizcochos y bebidas espirituosas permitieron que la noche resultara, como siempre, más amable que la alborada (San Juan dixit). 
Pero en las noches de San Antón el protagonista es siempre el fuego.



El desafío de saltar a través de las llamas ha sido tan antiguo como las propias márcharas. De niños, semanas antes de la señalada noche, nos afanábamos en la búsqueda de leña y matorrales, poseer la hoguera mayor, la de más altas llamas, era un motivo de orgullo, un verdadero triunfo del que presumir el resto del año. Tal vez estas fotos evidencien, siempre desde la consciencia del paso del tiempo (tenemos espejos y achaques, no hace falta que nos lo digáis), el eterno deseo de seguir siendo unos niños.




Mi querido amigo Juanan, el hijo de la Visi, un crack, único, auténtico, intransferible, que quiso ser niño por un instante y lo consiguió con creces, como si al día siguiente tuviera que ir a la escuela. 
Si buscan un tipo así para su cuadrilla, olvídense de Juanan, ya lo hemos dicho antes, es intransferible.

Estáis todos bendecidos, caros amigos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada